top of page

La ansiedad es un estado emocional en el que las actividades cotidianas se experimentan con mayor preocupación de lo usual, miedos intensos y pánico que difícilmente pueden controlarse; provocando que la persona que la padece se sienta en constante amenaza.


Esta situación de amenaza generalmente se concibe de forma interna y no siempre es un peligro real.


La ansiedad puede presentarse con diferente intensidad en cada caso, es por ello que es de suma importancia asesorarse con profesionales encargados, para lograr un manejo adecuado del mismo.


¿COMO MANEJAR LA ANSIEDAD?

Existen dos formas de abordar un tratamiento de ansiedad:

  1. Medidas Farmacológicas: Son todos los tratamientos prescritos por médicos, a través de receta basada en un diagnóstico exacto, correspondiente al control de los diferentes tipos de trastornos y síntomas presentados por cada paciente.

  2. Medidas no farmacológicas: Incluye la psicoterapia, estrategias de afrontamiento, técnicas de relajación y respiración, entre otros. Las medidas No Farmacológicas, son proporcionas por un profesional de la salud mental, que tiene por objetivo descubrir el evento traumático que causa el conflicto emocional a la base de la ansiedad, especialmente en las experiencias de temprana edad.


TÉCNICAS A UTILIZAR

Existen diferentes técnicas que pueden ser de mucha utilidad para la ansiedad, entre las más destacadas se encuentran aquellas que pueden ser abordadas con la persona directamente y así mismo pueden darle seguimiento a esta por su cuenta, en su casa, lugar de trabajo, etc.

1. TÉCNICA DE RELAJACIÓN MUSCULAR

Consiste en realizar ejercicios de tensión-relajación de los diferentes grupos musculares del cuerpo, para identificarles y aprender a relajarlos: los músculos del cuello, la espalda, pecho, abdomen y estómago, los brazos las piernas, caderas, etc. Practicando la tensión y relajación de cada grupo de músculos, se logra la relajación total.

2. TÉCNICA DE RESPIRACIÓN

Permite desarrollar el control voluntario de la respiración, especialmente en situaciones de ansiedad, existen diferentes técnicas como: Ejercicio 1. Respiración abdominal: inspirar llevando el aire a la parte inferior de los pulmones (hinchando solo el abdomen, no el pecho). Ejercicio 2. Respiración costal o torácica: Inspirar llevando el aire a la parte central de los pulmones (después solo las costillas). Ejercicio 3. Respiración clavicular: Inspirar llevando solo la parte alta de los pulmones (elevando la clavícula) Ejercicio 4. Respiración completa: Inspirar abdominal, costal y clavicular. Expirar clavicular, costal y abdominal. Primero en cuatro tiempos (o contando hasta cuatro), y luego de corrido. Es importante que tanto los ejercicios de relajación como los de respiración, se hagan en momentos que se presten a una mayor tranquilidad, con ropas no ajustadas e individualmente, ya que sino se mantiene este ambiente, la persona puede distraerse fácilmente de lo que esta haciendo, y así perder el propósito de los ejercicio.


Todas las técnicas anteriores son efectivas si se realizan con responsabilidad y disciplina, que son dos características importantes que pueden ayudar a la persona a disminuir sus problemas de ansiedad.


Es importante recalcar que las personas que sufren de algún tipo trastorno de ansiedad, no pueden manejar el problema solas, y deben ayudarse con la asistencia de profesionales que les guíen en su tratamiento. Conocer estas tecnicas no es el medio único para superar la ansiedad, y deben complementarse con otro tipo de ayudar profesional.


Si usted o alguien que conoce tiene algún problemas de ansiedad, deben acudir con las personas que les brinden la ayuda adecuada, como médicos, psicólogos, psiquiatras, etc. Estos expertos son los únicos que les pueden proveer de la ayuda apropiada para el manejo del problema.

Comments


bottom of page